corrupcion (1)

Eduardo Victor Lapenta
Partido Socialista de Azul

Las gravísimas denuncias contra el Intendente de las dos últimas semanas, muestran que la propuesta de acción legislativa del Partido Socialista de Azul, es la única alternativa válida para impedir la corrupción municipal en Azul.

Hemos visto, los últimos días, una seguidilla casi increíble: La denuncia por el cobro de horas extras que no se cumplen, por funcionarios políticos de la comuna. Una denuncia penal por amenazas del Subsecretario Claudio Mansilla a dos empleados municipales. Luego, la denuncia penal de vecinos que habrían sido amenazados un Director, otro funcionario político municipal. Finalmente, el conocimiento público de los decretos del Intendente abonando ilegítimamente a los funcionarios, sueldos mayores que los autorizados por el Concejo Deliberante.

En otras palabras, han pretendido ocultar la malversación, la defraudación o el uso de fondos públicos en provecho personal, y cuando alguien osa denunciarlo, lo amenazan para que se calle la boca.

Ya está, eso es lo que sucedió. Seguramente actuará la justicia penal en cada caso. El problema es ahora como actuará cada uno ¿Qué hará el Intendente, seguirá avalando la corrupción y  violencia de sus funcionarios? ¿Qué harán los Concejales, seguirán quejándose en lugar de ejercer sus potestades? ¿Qué harán los funcionarios que se beneficiaron, devolverán de inmediato lo que cobraron indebidamente, y pedirán disculpas? ¿Qué harán los candidatos a Concejales de las distintas listas, comprometerán su esfuerzo para investigarlo?

Los proyectos de las 10 primeras ordenanzas, rebelándonos a una gestión de intolerancia, falta de transparencia y desgobierno, son las herramientas que el Concejo Deliberante debió proponer y sancionar hace mucho tiempo. En especial las Ordenanzas imponiendo al Intendente el deber irrestricto de la Información Pública; la creación de la Defensoría del Pueblo de Azul; la Reglamentación del Empleo Público Municipal asegurando la dignidad, integridad psicofísica y autonomía técnica del personal; y el Código de Ética de la Función Pública Municipal. Ya no hay más excusas.

Asegurar la información pública, y sancionar al que no la brinde, es la única forma de asegurar la transparencia y prevenir la corrupción. Para que se entienda, el Intendente oculta lo que es indebido, irregular, desviado, lo ilícito o lo delictual. Si lo informa, lo oculta, o sencillamente no lo explica, el acto administrativo que dicta, cabe presumir que tiene la intencionalidad de esconder, de escamotear, aquello que lo perjudicaría ante la administración, ante el tribunal de cuentas, o ante la justicia penal. Es decir, que elude su responsabilidad. O, cuanto menos, que lo oculta de los vecinos, es decir, del electorado.

De este modo, no solo se alimenta la corrupción, sino que se degrada la democracia, porque la gente no tiene información pública para decidir su voto, para aprobar o rechazar una gestión. Lo único que escucha es la propaganda oficial –en la que se gasta cuantioso dinero– diciendo que todo anda fantástico.

No es difícil. Hay categorías sospechosas adonde tenemos que mirar mejor. Las remuneraciones ilegítimas, porque se paga lo que no se hace o lo que no se debe. Las contrataciones directas a los funcionarios o amigos del poder. Los retornos en las contrataciones grandes o los negociados inexplicables, como ocurrió con el cobro de tasas adeudadas, con Néstor Requelme, el mismo que firmó –junto con Inza– los Decretos pagándole a algunos funcionarios sueldos mayores que los autorizados por el Concejo Deliberante.

Toda crisis es oportunidad. El Intendente Inza tendrá que reflexionar mucho en estos días. Solo depurando su gabinete –de los violentos y los corruptos–, dando muestras de transparencia, respetando las instituciones, y retomando el diálogo con todos, tendrá una chance de superar este momento. Si continúa en su tozudez, negando la realidad, protegiendo a los impresentables y desconociendo las leyes, es probable que lo veamos a menudo por los pasillos de los tribunales. La decisión es suya.

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias