1df71b10021629f1b381ab349340c443

Señor Intendente Municipal
Doctor Jose Manuel Inza

De nuestra consideración:

El 18 de diciembre pasado la Cooperativa Eléctrica de Azul Ltda. (CEAL) aprobó la venta de la Planta Láctea de Luz Azul, sin que antes Usted contestara el Pedido de Informes que, por iniciativa del Bloque Socialista, aprobó por unanimidad el H. Concejo Deliberante.

La Municipalidad de Azul integra la CEAL por su condición de concedente de servicios públicos, es informada y participa en la toma de decisiones en el Consejo de Administración, mediante un Consejero Vocal designado por Usted: el Doctor Héctor Ricardo Bolpe. Información y decisión que se le encomiendan como representante del interés público comunitario.

La población de Azul tiene derecho a conocer el alcance de la decisión y, una vez más, Usted omite el deber más elemental que le impone la representación política obtenida en las urnas. Y así coloca a los azuleños como ciudadanos de cuarta categoría, imposibilitados de informarse, opinar, controlar o decidir.

La omisión de control sobre la operatoria, y la ausencia de información oportuna y confiable, termina generando este reclamo público que tampoco favorece la relación con la empresa inversora. Sin embargo, hay aspectos que tornan insoslayable hacerlo.

Está fuera de discusión que fue un acierto otorgar la explotación a Ensemble SRL, manteniendo la fuente de trabajo. La CEAL no había podido gestionar la empresa, y pese a la potencialidad que pudiera haber tenido una cooperativa láctea con administración separada, el Consejo de Administración ya había optado por una alternativa privada, constituyendo la sociedad comercial Luz Azul SA. Tampoco se cuestiona la conveniencia de vender la maquinaria como se previó con el contrato de arrendamiento, e incluso de enajenar la infraestructura edilicia, dado que el Parque Industrial no estaría en condiciones para albergar la empresa (El Tiempo, 30/11/2014).

Pero la comunicación pública de la CEAL no informa el valor ni las modalidades de la venta. Tampoco se explica cuál será el destino del producido, aunque se reconoce que Luz Azul se creó y mantuvo con el aporte de los usuarios del servicio eléctrico, que hoy tiene carencias notorias, por ejemplo, en el alumbrado público. Si existiera un pasivo previo por insuficiencia tarifaria, también es el momento de explicarlo.

Además, es necesario corroborar la información brindada por la empresa Ensemble SRL. El informe Nosis del 21/12/2014 revela que solo tendría quince (15) empleados, y no “setenta (70) operarios entre la parte productiva y la faz comercial” como afirmó el Presidente de la CEAL, Señor Roberto Rusciolelli (El Tiempo, 30/11/2014). Tampoco cuarenta personas (40) trabajando en la Planta Láctea como dijo Gabriela Casiana Benac (Boletín CEDA, 10/8/2012). Es cierto, aunque no elogiable, que la empresaria dejó cesantes a catorce (14) empleados anteriores, “porque –dice Benac– eran gente con muchos años, enviciados, poco saludables para la empresa”, y solo retuvo a dos (2) operarios (El Tiempo, 1/12/2014).

El mismo informe acredita que Gabriela Casiana Benac no es socia de Ensemble SRL –pese a que reiteradamente lo afirmó–, y que estaría demandada por ARBA en tres (3) juicios iniciados entre 2012 y 2013, que suman $ 1.500.000 más intereses y costas, sobre los que pesan medidas cautelares en su contra.

Podemos comprender que los vaivenes económicos pudieran haber afectado su actividad productiva previa. También que, el mantener deudas tributarias en Argentina, no empaña la capacidad empresarial de Gabriela Casiana Benac.

Pero, es más difícil explicar que se abone a la CEAL, por la compra de Luz Azul, con dinero público que la empresaria adeuda a ARBA. La sociedad Ensemble SRL fue constituida con un capital mínimo, por lo que carece de dinero para pagar el precio. Y menos aún, para afrontar los 30 millones que, afirma, hay que invertir.

Hay razones jurídicas y éticas para exigir una regularización de la deuda previo a concretar la venta. Aunque la empresaria piense que en Azul tenemos una “idiosincrasia conservadora”, la verdad es que la inmensa mayoría de los azuleños que pusimos el dinero para comprar la Planta Láctea, como usuarios de energía eléctrica provista por la cooperativa, pagamos puntualmente nuestros impuestos.

Lo expresado nos lleva a exigirle públicamente, Señor Intendente, que asuma la responsabilidad de la representación municipal que ejerce, obteniendo y brindando a la comunidad la siguiente información:

1) Cual es la realidad de la sociedad beneficiaria de la venta de Luz Azul, denominada Ensemble SRL: a) cantidad de personal efectivamente ocupado a la fecha, excluidos los socios, y adonde se desempeñan; y, b) condición de Gabriela Casiana Benac respecto de la firma societaria.

2) Cuál es el precio y modalidades de la venta aprobada, indicando la forma en que se han valuado la maquinaria y bien inmueble, y emitiendo opinión sobre la confiabilidad de esas valuaciones.

3) Cuál es el destino del producido de la venta, en relación los servicios públicos que presta la CEAL.

4) Si la CEAL tiene dificultades operativas por insuficiencia tarifaria en los servicios públicos que presta, cuales son las estrategias para resolverlo, y si ello incide en la utilización de los fondos obtenidos por Luz Azul.

Lo saludamos muy atentamente.

Eliseo Lafuente(Secretario General, Partido Socialista de Azul)

Eduardo Victor Lapenta (Secretario Adjunto, Partido Socialista de Azul)

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias