299600_228011547252715_1526473388_n

Eduardo Victor Lapenta
Partido Socialista de Azul

Los periodistas lo proponen. Pero ¿hay motivos para que los vecinos de Azul, Chillar y Cachari exijan que se realice? Motivos para que  castiguen con las “piedras de papel” –los votos que son de papel pero duelen como piedras– a quiénes se ocultan atrás de las propagandas partidarias, y no quieren exponerse al debate público de sus propuestas.

Sí. Solo hay democracia cuando el representante asume un compromiso público de lo que hará en el desempeño de su cargo. Tenemos muy malas experiencias de gobernantes que dijeron una cosa e hicieron otra.

Para que asuma ese compromiso público, tiene que exponer sus propuestas. Pero todavía no alcanza. Solo obtendrá un voto a conciencia si acepta el debate de ideas, de razones, con los otros candidatos. Adonde no solo se crucen propuestas, sino también puedan interrogar los periodistas, y hasta los vecinos por los medios que hoy nos brinda la tecnología. Adonde tenga que mostrar, y mostrarse como es.

Quién rehúye el debate, no está tratando de obtener el voto razonado, sino el voto emocional, a través de una campaña engañosa que asocie su figura con imágenes o frases huecas de contenido, porque no expresan la realidad ni las verdaderas intenciones. No está dispuesto a confrontar ideas, porque sabe de la debilidad de las suyas. Y si no duda en engañar durante la campaña, ¿Qué no hará como gobernante?

La información pública, la transparencia, sirve para que el vecino sepa cómo fue la gestión, si el representante o su partido quieren obtener nuevamente el apoyo electoral. La desinformación, el ocultamiento, la propaganda desmedida que pagamos entre todos con fondos públicos, son nuevas formas de engaño.

Otra forma de engaño es poner por delante al gobernante que está en la gestión, tratando de potenciar al candidato real, que se oculta bajo la sombra.

¿Quiénes tienen que debatir? En las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) se dirimen las distintas listas internas de cada Partido Político. Pero en Argentina tenemos especial dedicación a desnaturalizar todas las instituciones. En Azul, solo el Frente Progresista Cívico y Social, tiene dos listas internas. La nuestra, del Partido Socialista de Azul, y la que representa GEN-UCR. Hemos aceptado las reglas de la democracia, en toda su extensión.

Los integrantes del Partido Justicialista, agrupados en frentes con distintas denominaciones, van con listas separadas porque no quieren someterse a la decisión de la gente en las PASO. Incluso en el Frente para la Victoria, armaron listas colectoras para evitarlo.

Entonces, las PASO dejan de ser primarias, y se transforman en una verdadera elección de candidatos, como puede observarse en el esfuerzo publicitario. De allí que el debate público debería ser entre todos.

Nos parece que solo podemos lograr una democracia de calidad, una democracia participativa, allí adonde aceptamos debatir públicamente nuestras propuestas, para que la gente pueda percibir si somos auténticos, o un producto del marketing publicitario. Siempre es más fácil en ciudades medianas como la nuestra, adonde podemos verificar la trayectoria, la historia de vida del candidato.

El Partido Socialista de Azul invita a todos los candidatos a un debate público, que permita mejorar nuestra democracia y asumir el compromiso real de la acción legislativa propuesta.

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias