Generar trabajo en Azul: ¿Mercados Públicos o Supermercados?

Eduardo Victor Lapenta
Precandidato a Intendente
Partido Socialista de Azul

La posibilidad de generar trabajo en Azul necesita ideas distintas, transformadoras. Es lo que propone el socialismo.

Lo hemos ejemplificado en una nota anterior, con la necesidad de creación de las denominadas incubadoras de empresas, adonde el municipio brinda condiciones favorables con infraestructura y equipamiento, personal, logística, financiamiento, investigación de mercados y demás servicios comunes, para que los emprendedores puedan comenzar la producción de bienes en un ámbito contenido, evolucionando hacia una empresa totalmente autónoma. Lo mismo en el caso de servicios innovadores, de producciones agropecuarias intensivas, o de microemprendimientos de base tecnológica.

boqueria-barcelona--644x362

Cuando pensamos en la comercialización de bienes y servicios, los Supermercados forman parte del fenómeno de concentración económica, en manos de pocos titulares. Aspiran el dinero de la ciudad, llevándolo como ganancia de los dueños a otras ciudades o países. Cuando se instalan provocan el cierre o debilitamiento de un centenar de pequeños negocios, en los más diversos rubros: almacén, fiambrería, verdulería, carnicería, pescadería, vinería, vestimenta, librería, ferretería, electricidad, jardinería, etcétera. Toman menos empleados que los puestos de trabajo que suprimen. Es dudoso el beneficio del consumidor, porque la eficacia como regulador de precios resulta limitada a solo algunos productos, del amplísimo catálogo que tienen. Las técnicas de venta obligando a la circulación por el local, logran que llevemos cosas que inicialmente no buscábamos, muchas veces pagándolas más caras que el precio en un comercio del ramo.

Además, la escala de ventas de un supermercado y la política de abastecimiento de todas las sucursales, suele excluir los productos de fabricación en Azul, que tendrán una producción limitada. Refuerzan así la concentración económica en etapas diferentes de la comercialización. Menos actividad económica y menos trabajo para los azuleños.

Los Mercados Públicos, por el contrario, concentran en un mismo lugar físico a una gran cantidad de pequeños comerciantes, que ofrecen productos, preferentemente de producción local. Como compiten entre ellos en el mismo espacio por calidad y precio, el consumidor puede elegir y resulta beneficiado. Equivale a una incubadora orientada a comercialización. Nuevamente el municipio aporta la infraestructura, personal, logística, servicios, etcétera, que se recupera con un canon de utilización de cada uno de los puestos.

En el pasado se dejó de comprar en el viejo Mercado Público que concentraba el consumo de carne, frutas y verduras, por su atraso tecnológico, falta de higiene y rezago estructural. Pero en muchos países  han reabierto mercados públicos en iguales o mejores condiciones a las de un Supermercado. Han comprendido que, además de su impacto en el desarrollo económico y la generación de trabajo, los Mercados Públicos y cumplen funciones transcendentes como espacios de vinculación ciudadana.

5111443f40385bf24c000074

Hace apenas un año y medio (El Tiempo, 11/9/2013) el Concejo Deliberante debatió la instalación de un supermercado, de la cadena Walmart, en su segunda marca de Chanco Más. De los debates surge, que los Concejales no llegaran a comprender la importancia de la cuestión para el desarrollo de Azul. Aclaro que la Concejal socialista Erica Torena, aún no se había incorporado.

Los Mercados Públicos son un aspecto esencial de la Economía Social y Solidaria. Facilitan la comercialización de los bienes que ya se producen en la ciudad –por ejemplo, frutas, miel, quesos, o panificación– y además alienta la producción de otros con sentido comercial, al incorporar una vía adecuada de intermediación con el consumidor. Provocan desconcentración económica en la comercialización y en la producción, y generan mayor trabajo. Permiten incorporar valor agregado en bienes de producción limitada, verduras de huerta ecológica.

El modelo de los Mercados Públicos se debe ampliar a distintos rubros de bienes de producción local, prendas de vestir, accesorios de cuero, artesanías, juguetes, plantas, flores, cerámica, vidrio, madera, etcétera. La continuidad de oferta brinda oportunidades de comercialización distintas a las ferias esporádicas en la vía pública, logrando progresivamente que se instalen como opción para interesados que viajan desde otras localidades de la región.

El desarrollo económico comienza por lo local, brindando oportunidades a emprendedores productivos y sociales. Ya hemos experimentado gestiones municipales que solo dejaron estancamiento.

Debemos ser capaces de innovar, de actuar creativamente, de comprender lo que hacen otras ciudades. Solo así podremos lograr un proceso continuo de crecimiento económico y generación de trabajo, para #ElAzulQueQueremos.

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias