222183_10150226079997518_4086787_n

DE ALICIA LAPENTA A CLAUDIO MANSILLA

Pero ¿qué es la justicia social? Trasímaco, en La República de Platón, sostiene que “toda forma de gobierno aprueba las leyes que lo benefician”, de modo que “lo justo es lo mismo en todas partes: la ley del más fuerte”
Buen día Claudio:
Te confieso que fue muy esclarecedor, escuchar por primera vez tu exposición de justificación (palabra exacta) sobre la decisión de localización del Barrio Procrear en las canchas de polo.
Soy arquitecta, por tanto en la universidad estudiamos lo mismo, o casi. Conozco bien el alcance de la formación en urbanismo que se nos brinda a lo largo de esos años de estudiante. Y quizás uno de los conocimientos más importantes es comprender que la ciudad es un hecho complejo y demanda transdiciplina académica, y participación comunitaria en la toma de decisiones. Y sólo esto último suele ser optativo, según la filiación política. (En mi caso, todos saben que soy socialista).
También hoy la sociedad es más activa, más informada, y finalmente todos conocemos que la ciudad es un tema de alta complejidad social, económica, cultural, infraestructural vial, ambiental etc, etc.
El martes por la noche conocí la presentación urbanística del “proyecto del Departamento Ejecutivo”. Por favor, no te escondas en esa frase tan altisonante. ¿Quién es el urbanista del Departamento Ejecutivo? ¿Vos?
Un urbanista que se precie, y que además se atreve a diseñar alta cirugía urbana, en primer lugar exhibe un equipo de expertos en problemas viales, en imprescindible sociología urbana, infraestructura, ambiente… en cultura. Y si no exhibe el equipo, al menos exhibe con honorable orgullo, sus informes. Pero no, justificaste una decisión unilateral e inconsulta; pensada y puesta en marcha a espaldas de la ciudadanía y tus colegas. El antiurbanismo. Que coloca ahora al Concejo Deliberante en la situación de elegir, en el mejor de los casos, el mal menor. O tan bienvenidas como dudosas, mayores audacias.
Conversemos, ¿los puentes unen o separan? ¿La sociedad se une a través de obra física? ¿A través de acciones socioculturales? Gran pecado para un urbanista contemporáneo ignorar el valor de las acciones socioculturales. (Quizás te faltó en tu exposición, el apoyo de la secretaria de Cultura Estela Cerone, junto al coordinador Daniel Galizio y los planes territoriales barriales).
Si tuviera que valorar lo que vi esa noche (en una reunión convocada aparentemente “de urgencia”); ya con sólo dibujar los puentes, la sociedad más que unirse, se separa. ¿Qué pasara cuando los construyas, digamos construyas obras “urbanísticas” sin contar con los ciudadanos? ¿Cuándo pasemos del dibujo (en lo que sos experto) a la obra física? Y ya ves, no hablo de inundaciones, ni me minimizo en “perdida de horizontes”. Me refiero a urbanismo que hace ciudad para unir y mejorar la calidad de vida de la gente. De todos los ciudadanos.
Insisto, urbanismo no es sólo obra física. Eso nos enseñaron en la facultad cuando se llamaba planeamiento físico, pero hace muchos, demasiados años; y pongo a los arquitectos de Azul de testigo, pese a su urbano silencio: ese modelo de planificación, ya no existe más.
Y rodeado y apañado de sangre joven, como te vi anoche, me imagino que también habrá cerebros jóvenes llenos de nuevas ideas y conocimientos. Jóvenes con tantas ganas y fuerza física, como saberes apropiados para diseñar y construir ciudad. ¿no te “aggiornan” en los nuevos modos y modelos urbanísticos? ¿En estrategias de inclusión, equidad, justicia y armonía?
Los proyectos urbanísticos no se “justifican”, se llega a ellos por el peso gravitatorio del estudio minucioso, consecuente y transdisciplinario.
¿Aparecerá alguna vez, un Plan Maestro urbano territorial para Azul, que es el proyecto de máxima de un profesional “urbanista” que se precie? -y a Azul le urge- ¿Y que por la vía de sabias y prudentes gestiones en el COFEPLAN (Consejo de Planificación y Ordenamiento Territorial de la Nación), pudiera concretarse? ¿O tenemos que seguir en el Medioevo donde la excepción, y los cambios de norma express, es la regla?
Un fervoroso joven que se presento como inscripto en el barrio, mencionó que en Tandil y Olavarría el proyecto Procrear hubiese sido aplaudido y aprobado en un unísono comunitario. ¿Aplaudido por militancia o por conocimiento bien aplicado? ¿Canales en los campos? Azul: ciudad, localidades y territorio es un municipio sin normas urbano-territoriales apropiadas a la realidad actual, y las necesidades sociales y ambientales de toda la vida. En sus comentarios, los jóvenes entusiastas presentes esa noche, olvidan mencionar (aunque es lógico que no lo sepan), que en ambos municipios que por cierto no son tan de punta como otros, existen Áreas de Planeamiento y normas de última generación sobre las que trabajan, donde además, la ciudadanía opina. Y sobran los ejemplos y las distantes diferencias.
Claudio, si la posibilidad de ayuda técnica desde el COFEPLAN te parece lejos o improbable, en la UNICEN, hay expertos en todo. ¿Se te ocurrió pensar que la ciudad, tu ciudad, merece más esfuerzo que la prisa eleccionaria? ¿Lo importante y necesario que es para vos y todos nosotros, que seas un profesional de altísima responsabilidad ciudadana, más que un militante apresurado? Y no te echo todas las culpas, me imagino las presiones a las que estas sometido.
Es bueno recordar juntos, que militantes obedientes hay millones; profesionales de valía, cocinados en el fuego de la militancia de la ética profesional, muy pocos.
Ambos sabemos que es lo que sabés, y que no. También de responsabilidades compartidas: política, social, profesional…. Y que tengo en mi haber de vida profesional, conocimientos y experiencia suficiente, para escribirte esta nota y confiar en tu hombría de bien, para que aún, ninguneada en mis saberes, maltratada y humillada con quita de sueldo por negarme a contribuir a que salga bien lo que parece ser costumbre ahora: pensar y actuar mal; permitas -pese al conocido memorándum- a esta mujer que ha puesto su profesión a servicio histórico de mayor calidad en la gestión pública, militante de toda la vida por una ciudad mejor y más justa, para todos y todas; continuar trabajando y luchando desde su humilde espacio laboral, por lo que cree y comparte.
Y como aprendí en mi otra patria: seguimos en combate. Hasta la victoria, siempre.
Afectuosos saludos. Alicia Lapenta

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias