CAMINO INTERSERRANO BONAERENSE: AZUL – BENITO JUÁREZ – LOBERÍA

Arq. Magister Alicia Marta Lapenta
Partido Socialista de Azul
 1907201306mapa
Publicado en el DIARIO EL TIEMPO en cuatro partes entre el 18 y el 24 DE JULIO DE 2013

Este proyecto propone una intromisión superadora a las habituales herramientas que se diseñan en variadas oficinas y consultoras a “puertas cerradas”, e instalar un Plan de Desarrollo Urbano Rural en una porción del territorio que se inicia en el paraje Pablo Acosta, llega a Barker y Villa Cacique, sigue en el enlace de localidades y pueblos rurales que recorren las rutas provinciales 80 y 30 -con caminos rurales conectores- y llega hasta la Costa Atlántica de Arenas Verdes.

“Nunca hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va”
Proverbio marinero

Un proyecto que -más tarde o más temprano- demandará consenso y participación en la comunidad, debe darse a conocer, permitir la opinión y el debate. Sólo por esta vía podrá ser considerado como parte de la estrategia de desarrollo local. Donde el ciudadano individual se transforma en un sujeto colectivo y diverso, creador-constructor de lo nuevo en su quehacer cotidiano. Y los intelectuales y académicos, en hombres y mujeres de su pueblo.

Es por ello que antes de iniciar la gestión de firma de convenios institucionales, asociatividades académicas y organizacionales, es que publicamos este trabajo, con la idea de que en momentos en que se debaten figuras políticas, también se debatan proyectos que surgen del trabajo paciente de los ciudadanos.

Marco conceptual

Concebimos el desarrollo regional como un proceso de cambio estructural localizado (en un ámbito territorial denominado “región”) que se asocia a un permanente proceso de progreso de la propia región, de la comunidad o sociedad que habita en ella y de cada individuo miembro de tal comunidad y habitante de tal territorio.
Definición compleja que combina tres dimensiones: espacial, social e individual. El “progreso” de la región entonces, debe entenderse como la transformación sistemática del territorio regional en un sujeto colectivo (cuestión que muchos, por razones ideológicas, discuten); el “progreso” de la comunidad debe entenderse como el proceso de fortalecimiento de la sociedad civil y el logro de una percepción de pertenencia regional y el “progreso” de cada individuo debe interpretarse como la remoción de toda clase de barreras que impiden a una persona determinada, miembro de la comunidad en cuestión y habitante de la región, alcanzar su plena realización como persona humana. Y consideramos la región, un territorio organizado que contiene, en términos reales o en términos potenciales, los factores de su propio desarrollo, con total independencia de la escala.
Referente al desarrollo local no es pensable si no se inscribe en la racionalidad globalizante de los mercados, pero tampoco es viable si no se plantea sus raíces en las diferencias identitarias que lo harán un proceso habitado por el ser humano. Así, consideramos el desarrollo local como lógica de regulación horizontal.
En cuanto a desarrollo endógeno es para nosotros, la capacidad para transformar el sistema socio-económico; la habilidad para reaccionar a los desafíos externos; la promoción de aprendizaje social; y la habilidad para introducir formas específicas de regulación social a nivel local que favorecen el desarrollo de las características anteriores.
Desarrollo endógeno es, en otras palabras, la habilidad para innovar a nivel local.
La endogeneidad del desarrollo regional se presenta en por lo menos cuatro planos que se cruzan entre sí:
– Plano político: capacidad regional para tomar las decisiones relevantes en relación a diferentes opciones de desarrollo, diferentes estilos de desarrollo, y en relación al uso de los instrumentos correspondientes: la capacidad de diseñar y ejecutar políticas de desarrollo, y sobre todo, la capacidad de negociar.
– Plano económico: apropiación y reinversión regional de excedentes y procesamiento de recursos, a fin de diversificar la economía regional, dándole al mismo tiempo una base permanente de sustentación en el largo plazo…
– Plano científico y tecnológico: capacidad interna de un sistema -en este caso de un territorio organizado-para generar sus propios impulsos tecnológicos de cambio, capaces de provocar modificaciones cualitativas en el sistema.
– Plano de la cultura: como matriz generadora de la identidad socio-territorial.
El desarrollo endógeno obedece a la formación de un proceso emprendedor e innovador, en que el territorio no es un receptor pasivo de las estrategias de las grandes empresas y de las organizaciones externas, sino que tiene una estrategia propia que le permite incidir en la dinámica económica local.
Por tanto, el desarrollo endógeno se producirá, como resultado de un fuerte proceso de articulación de actores locales y de variadas formas de capital intangible, en el marco preferente de un proyecto político colectivo de desarrollo del territorio que estemos considerando.

Introducción

Las transformaciones económicas y sociales que se iniciaron a partir de la década de 1960 en la Pampa Húmeda Argentina y del sector agropecuario de la Provincia de Buenos Aires como parte de ésta, respondieron a la consolidación de una idea elaborada en los países desarrollados al final de la II Guerra Mundial, que se conoció como Revolución Verde. Se denominó así al fenómeno propiciado por la FAO, de extensión de la agricultura industrial a los países empobrecidos bajo el argumento de que era la única forma de resolver el problema de necesidades alimenticias de una población creciente. Esta agricultura se basó en un alto empleo de tecnología (maquinarias, irrigación, semillas híbridas, fertilización química y productos químicos para la lucha contra enfermedades y plagas y una nuevas formas en él manejo de los cultivos). En Argentina, estos cambios contribuyeron: a la expansión de la frontera agrícola; a la difusión del cultivo de soja; a la generalización del doble cultivo trigo-soja, a la introducción de la siembra directa y al incremento generalizado de los rendimientos en los cultivos.
En este proceso vivimos claramente tres consecuencias fundamentales:
– Profundización de los procesos de desplazamiento rural por razones tecnológicas y económicas, afectando especialmente a los pequeños y medianos productores;
– Agravamiento de las condiciones de reproducción de la agricultura familiar y los trabajadores rurales;
– Presencia de circuitos cada vez más deslocalizados de agentes, inversiones e ingresos.
Frente a un modelo único de desarrollo y crecimiento, fuimos envueltos en un sistema macroeconómico selectivo y en consecuencia, excluyente. Y según las pautas de esta lógica, no existen otras formas de practicar una agricultura exitosa en la Pampa Húmeda que la que no esté asociada a un paquete tecnológico, de manera que se pueda garantizar el éxito de los cultivos, con la menor pérdida posible.
Esta estructura de producción generó: una agricultura sin agricultores; el desmembramiento de las comunidades rurales; pueblos en estado de extinción; cientos de pequeños productores endeudados debido a la constante incorporación de paquetes tecnológicos con gran dependencia de insumos; mayor presión del mercado y de sus reglas. Situación que se torna expulsiva, puesto que los que no pueden competir son eliminados del sistema y así la cultura y el modo de vida campesino.
Podemos interpretar esta transformación, como la desvitalización de los espacios rurales, entendiéndose por tal: al proceso por el cual, un grupo de gente que ocupa un espacio rural, ve progresivamente esfumarse su vitalidad demográfica, económica y social. En muchas zonas rurales de la provincia (donde otrora gozaban de una vida económica, cultural y social que hacia posible albergar una esperanza de vida para sus habitantes) encontramos pueblos vacíos o en vías de extinción, escuelas cerradas y almacenes con persianas bajas y herrumbradas, plaza borradas y erosionadas, clubes (centro de reunión del vecindarios y testigos de los momentos más emotivos de ciento de personas) y estaciones de ferrocarril, con sus edificios derruidos y abandonados.
Mientras tanto, todavía hoy no se concibe otro desarrollo que no pase por la industrialización y tercerización de las grandes ciudades mientras que, el interés por las pequeñas localidades siempre fue mínimo y jamás fueron parte de ninguna propuesta de planificación y consolidación, en consideración de la calidad de vida de sus habitantes, que pasaron a depender de su propio entusiasmo y concepto de vecindad como único recurso.
Así, en un irreparable desgaste, se fue generando mas y mas despoblamiento rural, tanto en los pequeños pueblos, como en la propia carencia de mano de obra rural, generalmente además, mal paga, poco atendida, y ya sin pueblecitos cerca donde recrearse, sociabilizar, o algo tan simple y necesario como comprar alimentos.
Este proceso que se recrudeció en los años 90, con la reforma del estado que asumió como mejor camino toda la parafernalia de herramientas provenientes de la “globalización”, privatizaciones, desregulaciones, cambios en las modalidades del trabajo y la seguridad social; produjo concentración económica, desindustrialización, inequidad distributiva y extraordinaria pobreza, en un nuevo holocausto social que no todos queremos asumir responsablemente.

 

1807201305_camino

Al “servicio” de las personas

Las políticas de desarrollo fueron recogidas a nivel local por los municipios que sin profesionales experimentados, se vieron forzados a dar respuesta a los problemas socioeconómicos generados por las políticas nacionales.
Por desconocimiento y despreocupación, se importó e implantó de forma acrítica una matriz conceptual oriunda del primer mundo; y así, sin más, el desarrollo local se instala entre nosotros ocupando espacios políticos y académicos. Ignorando o dejando de lado, las redes sociales comunitarias, separando los saberes “académicos” de la realidad y de la gente, intelectuales del brillo y el prestigio, enquistándose en un poder de un saber cada vez más lejano.
Hoy en un proceso de revitalización de matrices ambientales de salvaguarda planetaria, el concepto de Desarrollo supone la reincorporación de otros valores a los asociados con lo económico, y propone una visión diferente de la propia economía que debe reinventarse para estar al “servicio” de las personas. De ahí que buscamos vincular la búsqueda de soluciones globales -no sectoriales- para el “Desarrollo Local” junto al Desarrollo del Territorio Rural.
Desde este modo proponemos: una visión amplia de las economías rurales, la importancia de las ocupaciones no agrícolas como fuente de ingresos adicionales de los hogares rurales; y la necesidad de pasar a un proceso abierto de coordinación económica, social y política entre la multiplicidad de actores e intereses (públicos, privados y comunitarios) que intervienen en un plan de desarrollo local endógeno que incorpore final y operativamente, el desarrollo rural.

“Urbanización polarizada”

En los Municipios de Azul, Benito Juárez y Lobería, podemos referirnos a términos de “urbanización polarizada”, esto es: un centro urbano de medio o gran porte donde, se dan relaciones verticales, jerárquicas, entre cada centro y su hinterland, con la existencia de un grupo discontinuo de poblados, articulados a lo largo de las redes camineras y los corredores ferroviarios (la mayoría desactivados).
Y ofrecer como contrapartida, frente al aparente fracaso de los barrios cerrados, la vida actual, problemática, generadora de stress, soledad, inseguridad, marginalidad y pobreza; una renovada mirada, hacia pequeñas localidades por donde pasear, vivir y trabajar, o sencillamente no hacer nada; llegando inevitablemente a la necesidad de planificar estos nuevos espacios y territorios, partiendo de conceptos de desarrollo conservacionista y con identidad.
Este proyecto propone una intromisión superadora a las habituales herramientas que se diseñan en variadas oficinas y consultoras a “puertas cerradas”, e instalar un Plan de Desarrollo Urbano Rural en una porción del territorio que se inicia en el paraje Pablo Acosta del Municipio de Azul, llega a Barker y Villa Cacique del Municipio de Benito Juárez , y en el enlace de localidades y pueblos rurales siguiendo el recorrido de las rutas provinciales 80 y 30, con caminos rurales conectores, y llega hasta la Costa Atlántica de Arenas Verdes, Municipio de Lobería. Un nuevo mar y sierras, como recorrido turístico, cultural y productivo, organizado en función del estímulo a un turismo conservacionista, el fomento y creación de nuevas actividades, de nuevos mecanismo de diálogo y nuevas relaciones institucionales, de manera de contribuir a fortalecer la base social y económica de la vida rural, reforzando la integración social, la confianza en el futuro y el sentido de pertenencia de la población, junto a la salvaguarda de paisajes, y ambientes naturales y culturales como recursos turísticos identitarios.
Generando un nuevo modelo de asociación intermunicipal como consorcio turístico, productivo y cultural.

SEGUNDA PARTE

Arquitecta Magister Alicia Marta Lapenta

1807201306_barker

Se deberá realizar un profundo diagnóstico del área poniendo especial énfasis en el análisis de los recursos endógenos existentes y de su capacidad de utilización en el proceso de desarrollo. Se realizará un análisis con detalle de la situación de los diferentes sectores productivos de la zona. Junto a los factores endógenos, el diagnóstico deberá contextualizar el proceso de desarrollo que se quiere promover en la situación socio económica existente, las conexiones con localidades propuestas, las dinámicas poblacionales y culturales, la evolución de las pautas de demanda y consumo, etc. Para ello se puede emplear la metodología de las matrices DAFO.
A partir de la información contenida en el diagnóstico, se formularán los objetivos que se desean alcanzar por cada municipio, con la realización del proyecto marco y la estrategia para conseguirlos. Se consideraran las particularidades propias de cada municipio así como de sus localidades. Como en todo proceso de programación, se estructuran los programas en torno a: Objetivos finales; Líneas estratégicas; Objetivos intermedios; se establecerán mecanismos de participación de la población local, durante la fase de elaboración del proyecto marco y para ello la población puede ser dinamizada mediante jornadas, talleres de discusión, mesas redondas y actividades similares.

1907201308chifle

Laguna El Chifle

Matriz DAFO: Vida rural en la Región Interserrana Bonaerense
Debilidades y amenazas:
1. Poco desarrollo de infraestructuras y equipamiento comunitario.
2. Falta o escasez de servicios sociales.
3. Ausencia o deficiencia de centros educativos.
4. Falta de diversificación de la actividad productiva.
5. Falta de programa estímulo para el desarrollo de los pueblos del interior, la mayoría de los esfuerzos se centran en resolver problemas de la población urbana.
6. La mayoría que habitan el medio rural, lo hacen por vinculación con el medio o arraigo cultural.
7. La falta total de servicios o la deficiente prestación o el mayor costo, contribuye negativamente en la decisión de permanecer en el medio.

1. Para evitar el éxodo de la población del medio rural debe brindarse o mejorarse una serie de servicios mínimos, de manera de poder garantizar un cierto grado de educación, de salud, de comunicaciones fluidas, de comodidades, de transitabilidad de caminos, de estímulos y facilidades recreativas culturales, etc. Si los servicios no se mejoran, siempre actuarán como freno del desarrollo de los territorios rurales.
2. El actual sistema de producción agraria, ejerce un poder discriminatorio en aquellas explotaciones que no responden a las exigencias de coyuntura. Esta situación ha provocado en los últimos años una gran concentración de la propiedad y exclusión del medio de muchas personas.

Fortalezas y oportunidades

1. Las personas del medio rural, por su idiosincrasia, por su aferro a las costumbres, sostienen este espacio como un lugar para que más personas puedan desarrollarse.
2. El sector rural goza de un acerbo cultural rico en costumbres y tradiciones, muy valorado por la generalidad de las personas que habitan las áreas urbanas.
3. El sector rural, cuenta con un gran potencial para diversificar sus actividades económicas, promoviendo en las pequeñas localidades nuevos y variados oficios y profesiones, estimulando a mas radicaciones y para una población urbana deseosa de la vida sana, el contacto con la naturaleza, el descanso, el ocio, etc.

1. La posibilidad de promocionar distintos lugares y productos rurales, es sencillo y barato a través de las TICs, redes sociales e internet.
2. La posibilidad de crear marcas o identificaciones de calidad es una forma de diferenciar productos en distintas zonas para potenciar su comercio.
3. La mejora de las infraestructuras y servicios permitiría oportunidades a los PPA y la captación de actividades empresariales favoreciendo la fijación de población.
4. La potenciación turística de las zonas rurales, favorecería la creación de PYMES y Mini Pymes rurales.
5. Numerosos planes de financiamiento nacional y provincial para estímulo a la actividad rural diversificada, radicaciones e industrias creativas.

Seguimiento y evolución

El seguimiento y la evaluación se considera parte fundamental de un plan asociado a la planificación pública y a los conceptos de rigor, eficacia y mejora continua de las políticas.
El seguimiento del plan, debe ser continuo, considerando que se desarrollara en etapas planificadas, y que la efectividad de una dependerá del cumplimiento de la anterior, significando ello, ajustes periódicos en atención a contingencias previsibles e imprevisibles.
-Corregir desviaciones respecto a la estrategia.
– Informar sobre el cumplimiento de los objetivos y el desarrollo de los distintos proyectos marcos.
– Recoger consejos y lecciones directas.
– Solucionar conflictos y agilizar trámites administrativos en los proyectos.
– Coordinar las actuaciones en el ámbito público.
– Aumentar la credibilidad y transparencia de cara a las autoridades judiciales y la población.
– Asignar recursos con conocimiento de causas.
La evaluación debe ser tan sistemática y objetiva como sea posible, para un proyecto de un programa o política pública en marcha. El objetivo final de la evaluación es mejorar las futuras políticas, programas y proyectos a través de la retroalimentación y lecciones aprendidas, proporcionando una base para la responsabilidad y el suministro de información de cara a la población.

Objetivos generales

“El desarrollo a escala humana se concentra y sustenta en la satisfacción de las
necesidades humanas fundamentales, en la generación de niveles crecientes de
auto dependencia y en la articulación orgánica de los seres humanos con la naturaleza y la tecnología, de los procesos globales con los comportamientos locales, de lo personal con lo social, de la planificación con la autonomía y de la Sociedad Civil con el Estado”.
Desarrollo a Escala Humana, Manfred Max-Neef, Antonio Elizalde y Martín Hopenhayn
Deseamos generar instrumentos de planificación y gestión urbano-rural, con el fin de contribuir al desarrollo equilibrado del territorio; fomentar la ocupación en producción y trabajo diferenciado, bajo el análisis y propuesta de las múltiples alternativas disponibles.
Favorecer y revitalizar la vida de los pequeños pueblos, reconstruir sus economías y movilidad local de sus productos, impulsar modos y rescates de producciones especificas, construir con claridad los conceptos de alimentos como productos locales y regionales, al igual que flora autóctona como ornamentales, producto cosméticos y medicinales asociados a la reproducción de flora autóctona; que ya se están promoviendo en la región, al igual que el movimiento agro turístico, turismo religioso, fiestas populares, y actividades deportivas y recreativas en la naturaleza.
La producción rural no es solo producir comoditie (materia prima), sino que implica valores y externalidades sociales que deben ser resguardadas y reconocidas. Pensamos que favorecer un sistema productivo diversificado, mantiene el paisaje natural y productivo, e intercala estos elementos con el valioso trabajo del hombre, mantiene la calidad ambiental y sus servicios, preserva la biodiversidad, protege el suelo, administra sosteniblemente las cuencas y sostiene la familia en el campo,

2407201312_plaza

Desarrollo económico social

En un mundo como el de hoy, en crisis económica global, este proyecto apuesta a un desarrollo económico social estable y equitativo, sustentado en el fortalecimiento y dinamización territorial en municipios asociados, considerando las normas como estrategia y proponiendo instrumentos económicos, sociales y comunicacionales, junto con tecnologías e instrumentos de aplicabilidad.
– Con criterio anticipatorio.
– Consolidando comunitariamente los proyectos, metas y objetivos que devengan de este trabajo.
Proponemos impulsar el desarrollo endógeno y sostenido de las zonas rurales a lo largo del camino interserrano bonaerense: Pablo Acosta (Azul) como cabecera del recorrido y con un plan particularizado como paraje -localidad de crecimiento exponencial, Barker-Villa Cacique (B.Juárez) nodo central, culminación en la cosa marítima de Arenas Verdes (Lobería) con enlace de parajes y localidades en el recorrido de ruta 80 y ruta 30. Impulsando la diversificación económica, valoración, conservación y/o recuperación de los recursos naturales, del medio ambiente y el patrimonio artístico y cultural, el mejoramiento del hábitat rural y la formación de los propios recursos humanos.
Un plan de desarrollo abrazado por Azul, Benito Juárez y Lobería, que demarca recorridos cosiendo pueblos, y generando un nuevo modelo de ordenamiento desde municipios asociados. Porque nadie crece armónicamente, en soledad.

Potencialidades de cada lugar

Azul como Ciudad Cultural, Ciudad Cervantina de la Argentina aún conserva y salvaguarda sus mejores ambientes urbanos, culturales y naturales, procura estimular y proteger la producción de sus artistas, creadores y artesanos, apoyada en sus raíces culturales y su ciudadanía activa y comprometida. Benito Juárez, cuyas localidades de Barker-Villa Cacique son fiel testimonio de culturas originarias y el paisaje cultural evolutivo de la serranía bonaerense, donde se suman naturaleza, cultura y procesos fabriles cementeros, junto con Lobería, que además de serranías, salvaguarda 50 kms de costa sin urbanizar. Un conjunto de pueblos, ambientes serranos de patrimonio aun a consolidar y salvaguardar; es que proponemos este proyecto que enlaza un amplio sector provincial sustentado en rutas provinciales, donde interactúa la cultura con el desarrollo en un proyecto integrador urbano-rural.
Un proyecto que pretende generar, -además-, una nueva mirada y un mayor compromiso social, hacia el Patrimonio Cultural y Natural; con proyectos de desarrollo y acciones que consolidan conceptos vitales como identidad, y unidad en la diversidad. La aplicación de motivaciones y estrategias que surgen de la valoración, rescate y conservación, de los procesos de apropiación social del patrimonio cultural y natural, en autoafirmación, recuperación de la memoria, participación, autogestión, incidencia en la vida política local y comunitaria, aporte retributivo y dinámico en la educación, innovación, impacto en el mejoramiento de la calidad de vida, construcción de espacios de convivencia, asociatividad, estímulo de los vínculos comunitarios, reconocimiento colectivo e inclusión de la diversidad.
Todo ello asociado a programas de desarrollo con voluntad inversionista y generador de empleos inclusivos a todos los segmentos.

TERCERA PARTE

   1907201307cartel    

Un proyecto que -más tarde o más temprano- demandará consenso y participación en la comunidad, debe darse a conocer, permitir la opinión y el debate. Sólo por esta vía podrá ser considerado como parte de la estrategia de desarrollo local. Es por ello que antes de iniciar la gestión de firma de convenios institucionales, asociatividades académicas y organizacionales, es que publicamos este trabajo, con la idea de que en momentos en que se debaten figuras políticas, también se debatan proyectos que surgen del trabajo paciente de los ciudadanos.
Por arquitecta Magíster Alicia Lapenta

Objetivos específicos:
Organización de Equipos Técnicos municipales transdisciplinarios y tri municipales, que deben tener muy claro los problemas, potencialidades y recursos del territorio y generen:
A) Información y documentación necesaria para promover normas y estímulos fiscales especiales para el desarrollo territorial del sector considerado. Sistema de Información Geográfico, SIG.
– Registros y categorización de los productores por tamaño, regionalización, diversificación e impacto en el medio circundante,
– Quienes viven en el interior y dan vida a la región considerando que la gran mayoría de los productores son medianos y pequeños.
– Diferenciar a los grandes terratenientes en dos grupos bien demarcados: por un lado, los que generan actividad local y mantienen diversificación productiva; y, por el otro, los inversores transitorios, grandes pools y/o grupos de inversión financieros. B) Mejora del entorno económico, contribuyendo a la creación de empleo.
– Proyectos productivos, turísticos culturales, asociativos y pequeños emprendimientos familiares. Pymes y Mini pymes.
– Valorización y comercialización de productos agrarios, apícolas, frutihortícolas, medicinales, etc.: valorización de los productos locales, facilitando el acceso al mercado de las pequeñas estructuras de producción mediante actuaciones de tipo asociativo.
C) Valorización del patrimonio natural y cultural.
– Registro y Fortalecimiento de la Identidad rural, paisajes, ambientes naturales y culturales, la artesanía y el turismo.
– Generación y estímulo a acciones turísticas y artesanales en el medio rural, como acciones dinamizadoras y generadoras de puestos de trabajo en las zonas rurales.
– Estímulo a la capacidad de organización de las respectivas comunidades. El desarrollo de las comunidades concebido como un movimiento de participación activa e iniciativas. Importancia de la gestión institucional y de las metodologías participativas, como forma de inducir procesos de transformación y mejoramiento de las comunidades agro-rurales, en el marco de una creciente toma de conciencia en torno a fuerza de la organización, y las ventajas de trabajar en forma cooperativa o asociativa.
D) Redes asociativas con la Universidad Nacional de Centro, INTA, Vialidad Provincial, Centros Empresarios de la Región, coordinación entre los diferentes centros académicos, y de investigación aplicada, organizaciones de la administración pública, empresas privadas, y cooperativas, que atienda al aumento del nivel de renta, la generación de empleo en el medio rural y la mejora del bienestar y asentamiento de población.
– Identificar y seleccionar fuentes y programas especiales, que permitan gestionar apoyo financiero para la realización de los proyectos.
– Iniciativas para la aplicación de nuevas tecnologías en las empresas locales para la promoción, producción y comercialización de sus productos.

2407201313_cemen

Se tendrán en cuenta los siguientes Ejes

Eje institucional:
– Cambios e innovaciones para resolver fallas institucionales que perturban la coordinación en la esfera pública y las vinculaciones público-privado-comunitarias.
– Creación de un espacio permanente de cogestión, integrada por organizaciones de Pequeños Productores Agropecuarios (PPA), trabajadores de las localidades involucradas, trabajadores rurales y diferentes organizaciones públicas y privadas comprometidas en la cuestión agro-rural del territorio de trabajo.
– Generación de ámbitos de articulación-coordinación de programas/políticas provinciales con los Municipios de Azul, Benito Juárez y Lobería, y la formación de cuadros técnicos desde una visión ampliada y sistémica de la cuestión territorial; equipos de trabajo, flexibles e interdisciplinarios, para la gestión reticular de políticas y programas locales.

Eje productivo:
– Tres ámbitos de actuación: la pequeña producción agropecuaria (PPA) y otros sectores de la agricultura familiar; actividades industriales, semi-industriales de manufactura de productos y pequeñas empresas asociadas a oficios, renovación de la estructura agro-rural del territorio: articulación de herramientas y acciones desde una visión que contemple:
– Identificación de productos y mercados / segmentos de interés (viabilidad y sostenibilidad)
– Lógicas de funcionamiento mercantil y no mercantil para nuevos productos e iniciativas
– Mecanismo de arbitraje público-privado en las relaciones comercialización – PPA.
– Identificación y evaluación de barreras de acceso de los PPA, objeto de promoción
– Incentivos e instrumentos de intervención público-privada para proyectos asociados PPA y otros agentes orientando la conformación de cadenas de valor local/regional. (Herramientas para los PPA -Pequeños Productores Agropecuarios- y otros emprendimientos locales, en financiamiento, asistencia técnica, entre otras).
– Coordinación/supervisación de programas para tramas productivas intensivas
– Generación y promoción de espacios de vinculación entre el sistemas de innovación propuestos y la agricultura familiar.
– Generación y promoción de nuevos proyectos productivos y creativos. (economía y cultura)

Eje Turismo:
Promover el crecimiento de pequeños pueblos y parajes rurales, apoyados en la consolidación de recorridos alternativos a las rutas actuales, en el estímulo de transitar paseando y propiciar más comunicación, que conlleva a mas afincamiento.
– Generación de sistemas de seguro al turista asociados a ruralidad.
– Estudio y generación de normas preferenciales y estímulos fiscales, regulación y promoción a los servicios y actividad turística y producción y venta de productos locales regionales artesanales.
– Programaciones especiales conjuntas de consolidación del recorrido interserrano con revitalización de actividades festivas y recreacionales asociadas a la actividad rural y efemérides de las localidades
– Nuevos programas de deportivos y recreativos asociados al turismo.

Eje Cultural:
– Identificación y Registro de bienes del Patrimonio Cultural y Natural. SIG.
– Situación dominial.
– Inserción en Normas territoriales urbano/rurales que incorporan la salvaguarda para su protección y aprovechamiento turístico.
– Estímulos fiscales asociados a desarrollo cultural endógeno.
– Identificación y Registro de creadores y cultores de tradiciones.
– Estímulo a proyectos asociativos de interlace, por ej. Arte Huerta, Arte Vegetal, producción apícola, plantas ornamentales, productos medicinales y cosméticos de flora autóctona, etc.
– Promoción a radicación de oficios
– Promoción a radicación de industrias creativas

1907201306mapa

Eje territorial:
El ámbito territorial constituye una pieza clave, en este plano se combinan las oportunidades de trabajo o ingreso no agrícola tanto rural como urbano, las diferentes estrategias de empleo de las familias rurales, incluyendo las agrícolas, rural no agrícola, turismo y sus variantes de autoempleo o de empleo asalariado. Es en la dimensión territorial es donde se intersecan las acciones horizontales y transversales que involucran las áreas de Trabajo, Educación, Cultura, Medioambiente, Turismo, Infraestructuras, Producción, etc.
Entre los aspectos a contemplar, se destaca:
– Desarrollo y fortalecimiento institucional de los municipios;
– Diseño y ejecución de políticas territoriales integrales (rural-urbanas) de carácter regional; Normas marco conveniadas.
– Factibilidad de incorporar al proyecto, la gestación de un marco jurídico e institucional para impulsar fondos territoriales de Desarrollo Rural. Caso localidad Pablo Acosta, tenencia y administración de Reserva Natural (estado nacional-militar) y bandas de ruta.
A los efectos de lograr una mejor articulación en el territorio de las políticas derivadas de los ejes institucional, productivo y cultural:
– Organización institucional regional para la elaboración y gestión de proyectos de infraestructura rural, comunicacionales (TICs), integración MERCOSUR, innovación, y el desarrollo de mercados de productos regionales (sendero agroalimentario de productos naturales sin intervención de biotecnología, agro-turismo, etc.). Creación localidad Pablo Acosta, consolidación reserva natural.
– Fortalecimiento de las redes de localidades medias y pequeñas como soporte de la expansión productiva, mercados de trabajo y ámbitos de interrelación dinámica rural-urbana.
– Promoción de instrumentos de financiamiento local regional, y mecanismos de asociación de los agentes de financiamiento (Cooperativas, AFJP, Banco de la Provincia de Buenos Aires, fideicomisos locales-regionales, entes autárquicos).
– Promoción de organizaciones y acciones colectivas territoriales en torno a problemáticas transversales de los CAA (Cadenas o Complejos Agroalimentarios) y el medio rural (mercado de tierras, condiciones de trabajo rural, capacitación, educación, salud, entre otros)
– Promoción y radicación de diferentes actividades creativas.
Buscamos una visión estratégica concertada respecto de la utilización del territorio agro-rural, aprovechamiento de recursos naturales y culturales, y desarrollo sostenible del territorio. La inclusión de estas cuestiones en la agenda pública- privada y comunitaria, permitirá:
– Identificación, información y difusión de las problemáticas socio-ambientales en el territorio de trabajo.
– Criterios de valoración de los efectos ambientales (naturales y sociales) relacionados con el uso de la tierra bajo determinadas modalidades de producción agrícola y de expansión urbana.
– Instrumentos y organismos apropiados para la captación de fondos de compensación ambiental para la atención de problemáticas territoriales específicas.
– Instrumentos, organismos y modos de financiamiento a proyectos culturales, turísticos, productivos en el marco de la conservación del patrimonio cultural y natural.

1807201306_azul

Eje Medioambiental:
– Estudio exhaustivo del territorio.
– Evaluación de impacto ambiental; diseño de normas de desarrollo en concepto conservacionista, añadiendo el concepto de paisaje, expresando el deseo de afrontar de manera global y frontal, la cuestión de la calidad de los lugares donde vive la población, reconocida como condición esencial para el bienestar individual y social (entendido en el sentido físico, fisiológico, psicológico e intelectual), para un desarrollo sostenible y como recurso que favorece la actividad económica.
– Matriz hídrica
– Matriz forestal
– Matriz Agrícola
– Matriz patrimonial:
– Públicas y privadas
– Estancias, corrales de piedra indígenas, fortines, puentes, áreas naturales: sierras lagunas, arroyos
– Riesgos Ambientales
– Contaminación
– Minería
– Pruebas y prácticas militares
– Estudio y propuesta de generación de energías alternativas
– Ecología, contaminación, Infraestructura
– Definición de servicios y tratamientos
– Características geológicas, curvas de nivel, y napas de agua.
– Contaminación del suelo
– El suelo rural. Aspectos generales
– Fertilizantes-Pesticidas
– Contaminación del agua
– Desagües sectores urbanizables
– Desagües de emprendimientos frentistas a ruta
– Desagües originados por la explotación agropecuaria
– Descargas sólidas (barros, cenizas, barros cloacales, restos de animales faenados, desechos varios, etc)
– Abastecimiento de Agua
– Detección de napas de agua mineral
– Planta de potabilización
– Cisterna
– Tanque de distribución y cloración
– Red de distribución
– Desagües Pluviales
– Pluviometría: curvas, intensidad, duración, frecuencia
– Pluvioductos: diseño, pendiente, materiales, dimensionamiento instalaciones accesorias: bocas de acceso o registro, sumideros o bocas de tormenta, cámaras de enlace
– Desagües cloacales
– Características
– Disposición Final
– Dilución
– Infiltración
– Irrigación
– Recarga napas subterráneas
– Tratamiento de desagüe cloacal
– Grado de depuración
– Tratamiento preliminar: rejas, desarenadores
– Tratamiento primario: tanques sépticos, de doble acción, de sedimentación simple.
– Tratamiento secundario: lechos percoladores, tanques de aereación, barros activados, filtros de arena, lagunas de estabilización
– Tratamiento de barros
– Cloración
– Unidades compactas
– Pozos de bombeo
– Predimensionamiento de planta de tratamiento
– Rejas-Tanque Imhoff-cloración
– Rejas- laguna de estabilización-cloración
– Red de colectoras: diseño, materiales y diámetros, dimensionamiento
– Desechos sólidos
– Aprovechamiento energético
– Reciclaje de materiales
– Tratamiento Individual
– Tratamiento colectivo: Incineración, tratamiento biológico anaeróbico-aeróbico
– Relleno sanitario método de área, de trinchera, riesgos higiénicos

Componente Jurídico
Se realizaran el análisis de estrategias jurídicas que tuvieran afinidad.
– Inventario de legislación
– Medio ambiente
– Uso de Suelo
– Tipologías Constructivas
– De Radicaciones, promociones y estímulos
– Recomendaciones

Normativas:
– De Intervención : sectores especiales,
– De salvaguarda: patrimoniales, ambientales, etc
– Tributarias
– Financieras
– De ejecución/construcción.
– De producción alimentaria, medicinal y cosmética
– De actuación e incumbencia profesional
– Diseño y ajustes con participación

2407201312_plaza

Eje Comunicacional
Acuerdos con pacto público
A) Grupo de apoyo político: áreas y funcionarios municipales, provinciales y nacionales
– Ordenamiento Territorial
– Patrimonio y Paisajes: Naturales y Culturales
– Turismo
– Cultura
– Pluriactividad económica
B) Grupo de Apoyo Técnico: generación de redes asociativas de apoyo
– Instituto de Hidrología de Llanuras
– INTA
– Universidad del Centro: Agronomía, Derecho, Medioambiente, Geografía, Antropología, Comunicación, etc.
– Profesionales Externos Colaborantes
C) Grupo de apoyo comunitario: concientización ciudadana:
– Por sectores sociales
– Por localización urbano rural
– Por organizaciones formales, con inclusión de las informales
– Por segmento etario
D) Programas de comunicación externa: para el logro de pactos público-privados
– Captación inversores
– Captación segmento de futuros propietarios
– Plan de posicionamiento del proyecto: provincial, nacional e internacional

CUARTA PARTE Y ÚLTIMA PARTE

AZUL: Desarrollo endógeno, habilidad para innovar a nivel local y estrategias propias.

El Municipio de Azul cuenta como antecedente con normas necesarias de rever y actualizar: implementación ley 8912, ordenanza 500/80; para el patrimonio Urbano ordenanza 1314/94, y para el patrimonio rural cultural y natural la 1315/94. También cuenta con el engavetado Plan Estratégico de Azul, base de Diagnóstico Participativo, que dio lugar y sustento al Estudio de una consultora local para un “Plan Estratégico para la Radicación de Empresas de la Cadena Cerealero/Oleaginosas en el Partido de Azul, proyecto financiado por la UNPRE.
Las consecuencias del estudio realizado, indicó la necesidad de diseñar estrategias territoriales, inclusivas urbano-rurales, que nunca fueron concretadas.
Hoy proponemos un nuevo abordaje al conjunto del territorio, sin distinción ni exclusión entre partes urbanas, periurbanas, rurales y naturales; concibiendo el territorio y el paisaje en un todo, cuyos componentes serán considerados conjuntamente en sus interrelaciones.
En simultáneo, la definición política, con alto consenso en la comunidad de consolidar Azul Ciudad Cultural, Ciudad Cervantina de la Argentina, acompañada con el proyecto presentado al Concejo Federal de Inversiones : Azul Ciudad Cervantina de la Argentina: Cultura, Educación y Turismo como ejes del Desarrollo de Azul, julio 2007, dan prueba de ello. Con esto se ha marcado el destino de la ciudad cabecera, y junto con ella, de las localidades y poblados del partido y todo el territorio.
Esto conlleva a la necesidad de rever de modo integral, las perimidas e inconclusas normas de ordenamiento, y propender todos los esfuerzos necesarios que tiendan a consolidar la búsqueda de “equilibrio poblacional” en el territorio; con normas y estímulos que apoyen a la relocalización poblacional en los pueblos rurales, afianzamiento y consolidación de las rutas internas provinciales, (que, a diferencia de las rutas nacionales que responden al modelo extractivista porteño, ellas históricamente han respondido a las auténticas necesidades comunicacionales del territorio); al igual que el aniquilado ferrocarril que debemos re impulsar. En la generación de un territorio equilibrado y comunicado, que incorpora la comprensión de los valores emergentes del convenio europeo del paisaje, y la salvaguarda del patrimonio cultural y natural.
Así el concepto de desarrollo sostenible será implementado integrando las dimensiones ambiental, cultural, social y económica de una manera global e integrada, aplicándolas a todo el territorio de trabajo.
Y referente al Eje Turismo, proponemos una nueva concepción de turismo y planificación territorial con identidad; comprensiva y solidaria con los habitantes del territorio. Quienes son su objetivo final y su sustento proyectual.
Diseñando y propiciando itinerarios, y escenarios de desarrollo responsable municipio-comunidad activa, en relación al futuro de la actividad turística, alternativos y profundamente superadores a las tendencias inerciales de crecimiento.
Sumando calidad y diferencia.

Las potencialidades

En el tema particular de las localidades-parajes cabeceras, Azul se propone consolidar el paraje Pablo Acosta como centro de servicio rural estratégico para el desarrollo de esa porción de territorio municipal y salvaguardar la reserva natural provincial como recurso biológico y de turismo controlado; Benito Juárez potenciar Barker y Villa Cacique, en un recorrido que enlaza Tedín Uriburu y López; y Lobería planificar en los conceptos antes expuestos, las localidades rurales de San Manuel, Matienzo y El Lenguaraz, finalizando el recorrido en su principal villa turística en la costa atlántica: Arenas Verdes.
Este enlace asociativo propone una nueva tipología de enlace mar y sierras, que ahora será planificado atendiendo desde lo local, a la consolidación de parajes y poblados, la salvaguarda del paisaje y la generación de emprendimientos productivos diversificados, asociados a lo rural.
Proponemos un plan de desarrollo equilibrado y anticipatorio, que permitirá la garantía de cumplimiento en los municipios involucrados, pese a los vaivenes políticos que pudieran producirse.

Determinación de sectores y recorrido

Un plan de desarrollo del territorio, que asume el equilibrio poblacional en la consolidación y garantía de calidad de vida de sus poblaciones internas, que afianza las rutas y caminos internos como alternativas vehiculares, en redes conectoras diseñadas y equipadas, debe prever trabajar en la integración proyectual con los municipios linderos.
La obra del arquitecto Salamone, declarada recientemente patrimonio nacional, ha estimulado y generado numerosos programas de visita y recorridos en el territorio de la Provincia de Buenos Aires. El Municipio de Azul, depositario de sus mejores obras y como puerta de acceso al Sur y Sudoeste provincial, ha considerado la corriente de turismo especializado nacional e internacional, que este patrimonio cultural genera; como una excelente oportunidad para dar a conocer el complejo y poco conocido territorio bonaerense, en sus componentes naturales y culturales, del fortín y estancias avanzada de frontera a las fábricas cementeras; un paisaje evolutivo que hoy puede ser puesto en valor en el mercado del turismo cultural, como paisaje cultural interserrrano bonaerense.
Hemos identificado y estudiado, las localidades y parajes, y las rutas provinciales y caminos rurales que van conformando la red territorial.
Verificamos los conectores alternativos a las rutas habituales, que definen el proyecto y que nos van enlazando con los municipios vecinos, en un primer abordaje desde la identificación y registro de atractivos turísticos existentes y afinidades vecinales.

Integrar

En estos estudios preliminares hemos detectado la emergencia de actuar con la máxima definición, en el recorrido considerado como camino interserrano, y el valor estratégico del paraje Pablo Acosta que permite enlazar de modo integratorio, importantes áreas del municipio y los municipios linderos, con identidad y vecindad consolidada.
– Azul a Pablo Acosta por camino viejo a Tandil, Matadero Salamone, estación Lazzarino
– Pablo Acosta, Ruta 80, Barker-Villa Cacique, La Negra, San Manuel, Numancia, Licenciado Matienzo, El Lenguaraz, Lobería, San José, J. N. Fernández, Claraz, La Negra, Villa Cacique, Barker, López, Tedín Uriburu, Camino La Argentina, Pablo Acosta
– Pablo Acosta, Tedín Uriburu, Chillar, 16 de julio, Camino de los Picapedreros, Sierras Bayas, Alemanes del Volga, Azul.
– Pablo Acosta, Tedín Uriburu, Chillar, la Barrancosa-Fortín Otamendi, Fortín Rivas, Camino de la Galera San Julián, Estancia El Sol Argentino, Laguna San Antonio. Benito Juárez.
Desde Azul proponemos una primer etapa que define la necesidad de planificar la relación Azul con el paraje Pablo Acosta: las bandas de ruta, la recuperación de la Reserva Natural utilizada para practicas militares y la creación de un servicio rural como nodo estratégico de desarrollo de este sector del territorio del municipio, que marca y consolida el primer enlace rural del camino interserrano. Pablo Acosta, Tedín Uriburu por el camino La Argentina, Barker- Villa Cacique, y por ruta 30 Lobería Arenas Verdes.
Así nuestros municipios se proponen iniciar un proyecto conjunto, en el convencimiento que además estamos construyendo una práctica asociativa y solidaria, con un plan de desarrollo que supera ampliamente los conceptos de inmediatez y apuesta a un futuro en armonía y equidad.

ALGUNAS REPERCUSIONES DEL PROYECTO

EL CAMINO INTERSERRANO BONAERENSE., Un proyecto turístico uniría Azul, Benito Juarez y Lobería

Proponen crear el “Camino Interserrano bonaerense”, que uniría Azul, Lobería y Juárez

Azul: proyectan un “Camino Interserrano Bonaerense” junto a Juárez y Lobería

Se está trabajando en el “Camino Interserrano Bonaerense”

Impulsan creación de caminos serranos entre Azul y Lobería

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias