02.-Corrupción1

Contra la corrupción, derecho a la información integral, y Audiencia Pública en el H. Concejo Deliberante

Eduardo Victor Lapenta
Partido Socialista de Azul

Este lunes 22 de julio se tratará en el H. Concejo Deliberante “una iniciativa del Ejecutivo para implementar la llamada disponibilidad horaria de los funcionarios”, que conocemos porque lo informa Carlos Comparato en su columna del domingo.

En medio de denuncias de corrupción y malversación de fondos efectuadas por el SOEMPA, con el uso de horas extras, no debería aprobarse este proyecto de “blanqueo” sin contar con toda la información, y llamara a una Audiencia Pública para que todos los azuleños podamos opinar.

El SOEMPA denunció (El Tiempo, 17/7/2013) “un grupo entre 200 y 300 trabajadores, la mayoría de los cuales entraron en esta administración, el Ejecutivo los beneficia con un sueldo superior…” parte de los cuales son “los vivos de su administración que se ven favorecidos con sueldos excesivos sin contraprestación real de horas trabajadas”, y señaló a un arquitecto designado por Claudio Mansilla que cobró en junio la misma cantidad de dinero por horas extras que, el monto de sueldo por 42 horas semanales. No está de más recordar que la Constitución Nacional establece el principio “igual remuneración por igual tarea” (art. 14 bis), que un gobierno que se dice peronista no debería olvidar.

La respuesta es muy interesante. El Arq. Claudio Mansilla, que autorizó las horas extras, parece que reaccionó violentamente amenazándolos de muerte (ET, 21/7/2013) por lo que fue penalmente denunciado. El Secretario de Gobierno, Abog. Mauro Grandicelli (ET, 20/7/2013) actuó de modo más ladino, tratando de desmentir la denuncia, pero reconociendo que se le pagó al arquitecto y que “se habían liquidado al 100% y eran al 50%” las horas extras, lo que se debería a un error de la empleada administrativa, que no individualizó. Considerando el historial de persecuciones a los empleados municipales, denunciadas públicamente, no es fácil saber que siente o dice en su fuero interno la empleada administrativa que supuestamente se habría equivocado. Pero la simplificación es impropia de un funcionario que además es abogado. Si se liquidó mal, hay que hacer un sumario de responsabilidad patrimonial, determinando con cuantos agentes sucedió lo mismo, y durante cuánto tiempo, todo lo cual no fue explicado por Grandicelli. Aun cuando sea una empleada de mucha antigüedad, no puede concluirse alegremente que es un error, adonde pudiera existir intencionalidad. Claro, es difícil pensar mal de la empleada, porque los beneficiarios no fueron un trabajador cualquiera, son amigos del poder, son funcionarios políticos o equivalentes.

Además, el problema mayor es que la denuncia de SOEMA dice algo más, porque afirma que las horas extras pagadas no tuvieron “contraprestación real de horas trabajadas”. Es decir, lisa y llanamente una defraudación al Municipio. Es llamativo que un abogado, Grandicelli, no se haga cargo de tan grave imputación, ni adopte –como funcionario– medidas acordes para aclararlo. Tampoco desmiente la acusación, ni aclara que tipo de tareas debió cumplir el arquitecto en cuestión durante ese cúmulo de horas extras.

Poniendo blanco sobre negro, no es difícil concluir que se trata de un sobresueldo sin obligación de trabajo en el Municipio, aunque seguramente con obligaciones electoralistas en el marco de la campaña. Esto es posible por la falta de transparencia, por la falta de información pública y, finalmente, porque la corrupción se viene apoderando del municipio.

La reacción violenta de Claudio Mansilla fue muy coherente con su personalidad, y haría bien el Intendente, si le queda algo de vergüenza, en suspenderlo preventivamente hasta que se aclare totalmente el episodio. Tal vez sea pedirle peras al olmo.

Lo verdaderamente importante es que la disponibilidad horaria de los funcionarios es la Ordenanza de “blanqueo” de la corrupción municipal, como en el ámbito nacional lo fue la Ley de Blanqueo. Pagarles para que no trabajen, para evitar el control de horas extras, para convalidar el uso de los recursos públicos con finalidad partidaria. Solo falta disponer que se les pague con CEDIN más intereses.

Confío en que los Concejales rechazaran el proyecto.

Pin It on Pinterest

Share This
Subscribete al Newsletter

Subscribete al Newsletter

 

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias.

¡Te has suscripto correctamente! Gracias